Impugnación del despido objetivo: guía rápida que incluye todo lo que debes saber (portada)

Impugnar despido objetivo. Cómo hacerlo paso a paso

Si necesitas impugnar un despido objetivo has llegado al lugar indicado. A lo largo de esta guía te explicaremos, paso a paso, cuál es el procedimiento para impugnar tu despido. Además incluimos un formulario para que puedas contratar a un laboralista especialista en la materia.

Recordatorio: requisitos del despido objetivo

El despido objetivo se somete a las reglas contenidas en el Estatuto de los Trabajadores. Esto significa que podrás impugnarlo siempre que no se cumplan las formalidades legales o que no se fundamente en las causas admitidas por la norma.

En todo caso, cuando el empresario promueva uno de estos despidos tendrá que abonar al trabajador la indemnización por despido objetivo, que se calcula del siguiente modo:

  • Primero calculamos nuestro salario diario.
  • A continuación multiplicamos el salario diario por 20.
  • Esta cifra será la que nos corresponderá por cada año de servicio en la empresa. Ten en cuenta que la indemnización máxima equivaldrá a nuestro salario anual.

Recuerda que el empresario tendrá que calcular tu indemnización para consignarla en el documento de liquidación. En el caso de que su cálculo sea inferior al tuyo puedes reclamarlo por diversas vías.

Incluimos a continuación los elementos que deben concurrir para que un despido objetivo sea procedente.

Causas objetivas que permiten el despido

El empresario puede extinguir una relación laboral fundamentándose en las siguientes causas objetivas:

  • Ineptitud del trabajador.
  • Falta de adaptación a modificaciones técnicas.
  • Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Faltas de asistencia al trabajo.
  • Y falta de presupuesto cuando el empleador sea una entidad sin ánimo de lucro.

Si quieres profundizar acerca de cuándo concurre cada una de estos elementos, te recomendamos leer nuestro artículo sobre las causas del despido objetivo. También hemos preparado un vídeo en el que te explicamos estas causas en dos minutos:

Las causas del despido objetivo explicadas en dos minutos

Formalidades que requiere el despido objetivo

Esta forma de despido, para ser procedente, requiere que el empresario cumpla una serie de trámites, regulados en el art. 53 del Estatuto de los Trabajadores:

  • En primer lugar deberá darte un preaviso de 15 días. Durante este tiempo tendrás derecho a un permiso retribuido de 6 horas semanales para encontrar un nuevo trabajo.
  • Además tendrá que comunicarte su decisión extintiva por escrito. Esta comunicación se conoce como carta de despido y en ella se incluyen:
    • Causa del despido.
    • Fecha de efectos.
  • Por último, la carta de despido debe ir acompañada del finiquito o liquidación. Para saber cuánto es el finiquito deben sumarse todas las cantidades laborales debidas en la fecha de efectos del despido. La cantidad correspondiente a tu indemnización se tiene que pagar simultáneamente a la comunicación de la decisión extintiva.

Cómo impugnar el despido objetivo

Para que un despido sea procedente y por tanto despliegue en plenos efectos debe someterse a la regulación laboral. Esto significa que siempre que la decisión extintiva no se fundamente en las causas que hemos señalado o el empresario incumpla sus trámites podrás impugnar el despido.

Para ello debes tener en cuenta tres elementos:

  1. Lo primero para impugnar el despido objetivo es pasar por un acto de conciliación laboral. Durante este procedimiento tendrás que negociar con tu empleador para intentar que reconozca tus derechos.
  2. Si este procedimiento fracasa tendrás que acudir a la vía judicial. Presentando demanda de despido podrás conseguir que se califique el mismo como procedente, improcedente o nulo. Al final del artículo hablaremos acerca de los efectos de cada uno de estos tipos de despido.
  3. En todo caso, es recomendable que cuentes con la asistencia de un abogado laboral especializado en impugnar despidos objetivos. Estos profesionales te explicarán cómo actuar ante el despido y te ayudarán a negociar mejores condiciones durante la conciliación. Además, en caso de que tengas que acudir a los tribunales podrán defender tus intereses gracias a su experiencia.

Si necesitas contactar con un laboralista puedes rellenar nuestro formulario para que te pongamos en contacto con hasta tres letrados especializados. Recibirás sus presupuestos de forma gratuita y podrás elegir al que más te interese sin compromiso.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



1. Impugnar el despido objetivo frente al SMAC

El plazo de caducidad para impugnar un despido es de 20 días hábiles desde la fecha de efectos de la decisión extintiva. Por tanto, ese es el tiempo del que dispondrás para presentar papeleta de conciliación frente al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC).

Aunque no es obligatorio contar con la asistencia de un abogado laboralista, este puede ayudarte a presentar tu solicitud y a negociar una mejor solución al conflicto.

En la papeleta de conciliación tendrás que identificar todas las características relativas a tu contrato de trabajo. En particular, es importante señalar la antigüedad, el salario y otras remuneraciones. Estas cifras servirán de base para calcular tu indemnización.

También necesitarás hacer referencia a los hechos que ha alegado el empresario para fundamentar su decisión extintiva.

Al presentar la papeleta se suspende el plazo de caducidad para impugnar el despido. El SMAC convocará una reunión a las que os citará tanto a ti como a tu empleador.

Aunque en principio la comparecencia es obligatoria, puede pasar que el empresario no se presente. En este caso queda abierta la posibilidad de que lo demandes ante la jurisdicción social. Lo mismo ocurrirá si el empresario acude a la cita pero no llegáis a un acuerdo.

Lo mejor durante esta etapa de la reclamación sería que el procedimiento terminara con avenencia. La avenencia implica un acuerdo, que resultará de obligado cumplimiento tanto para el empleador como para ti.

Impugna tu despido objetivo
¿Sabes que puedes reclamar los despidos objetivos? Es sencillo si te pones en manos de uno de nuestros laboralistas colaboradores

2. La vía judicial

Si el proceso de conciliación fracasa no te quedará más vía que la judicial. En este caso dispondrás el plazo que queden de aquellos 20 días hábiles desde la fecha de efectos del despido (el tiempo que hayas invertido en la conciliación no cuenta) para presentar demanda ante la jurisdicción social.

Tu demanda tendrá que incluir toda la información que consignaste en la papeleta de conciliación. Ten en cuenta que en este tipo de procedimientos será fundamental:

  1. Determinar tus condiciones laborales. De ellas dependerá la cuantía de la indemnización a la que tengas derecho.
  2. Determinar la concurrencia de las causas objetivas alegadas por el empresario. En este sentido puede ser útil que consigas testigos, documentos contables o comerciales o cualquier otro elemento que te ayude a probar que la causa alegada por el empresario no tiene fundamento real.

Si el empresario incumplió sus obligaciones será sencillo conseguir una sentencia que califique el despido como improcedente. Esto ocurrirá, por ejemplo, cuando no te haya llegado la carta de despido o esta no incluya las causas de despido.

Tras celebrarse el juicio, el juez dispondrá de un plazo de 5 días para dictar sentencia. La sentencia calificará el despido, con los efectos que comentamos en el último apartado de este artículo.

Particularidades el proceso de impugnación de despido objetivo

Las particularidades del proceso de impugnación de despido objetivo están reguladas en los artículos 120 y siguientes de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social. En particular:

  • Puedes empezar tu impugnación desde el mismo momento en que recibas el preaviso.
  • El hecho de que aceptes la indemnización no impide que impugnes el despido. También podrás recurrirlo aunque hayas disfrutado del permiso retribuido de 6 horas semanales para encontrar un nuevo puesto de trabajo.

Este procedimiento es aplicable a la acción individual para impugnar el despido colectivo.

laboralista.online

Efectos de la sentencia que califique el despido

La impugnación judicial de un despido que conseguir una sentencia que califique la decisión extintiva. Dependiendo de los efectos jurídicos que se otorgue al despido, este puede ser de tres tipos:

Procedente

Se trata de despidos en los que el juez entiende que el empresario respetó las causas y formalidades legalmente exigidas. Recuerda que corresponde al empresario acreditar que concurre la causa objetiva para que el juez puede declarar como procedente su decisión extintiva.

El despido objetivo procedente consolidará la indemnización que hayas recibido y la extinción de la relación laboral. Por tanto, quedarás en situación legal de desempleo pudiendo solicitar la prestación correspondiente si reúnes los requisitos.

Debes saber que puedes presentar el recurso correspondiente contra la sentencia que califique como procedente tu despido. Tu abogado estudiará la viabilidad de la pretensión y defenderá tus intereses en la sede que proceda.

Improcedente

Los despidos improcedentes son aquellos que vulneran alguno de los requisitos y formalidades exigidas por la ley. Ten en cuenta que no basta con que el empresario no concediera el preaviso o calculara mal la indemnización para que el juez declare improcedente su decisión extintiva.

Un despido improcedente te dará derecho a una mayor indemnización o a la readmisión en la empresa. Si quieres más información te invitamos a leer el artículo sobre la materia.

Nulo

Los despidos nulos son aquellos discriminatorios o que atentan contra tus derechos fundamentales o libertades públicas. También son nulos los despidos durante determinadas bajas o durante el embarazo. Si quieres conocer de qué bajas hablamos, puedes consultarlo en nuestro artículo sobre las causas del despido nulo.

Además, en el caso de los despidos objetivos, se puede declarar su nulidad por fraude de ley cuando estén encubriendo un despido colectivo.

El despido nulo supondrá la readmisión inmediata del trabajador con abono de los salarios de tramitación. También tendrás derecho a exigir una indemnización por daños morales y otros que se hayan derivado de la decisión extintiva.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: