Despido objetivo

El despido objetivo es aquel que se basa en causas ajenas a la voluntad del empresario. Bajo determinadas circunstancias, el Estatuto de los Trabajadores permite al empresario extinguir la relación laboral.

Pero esto no significa que no deba cumplir un procedimiento o ciertos requisitos. De hecho, en caso de no hacerlo podrás impugnar tu despido, incrementando tus derechos laborales.

Para explicar en detalle este tipo de reclamaciones hemos reservado una sección en nuestro blog, en la que hablamos de despidos objetivos.

El despido objetivo

El despido objetivo se regula en los artículos 51 – 53 el Estatuto de los Trabajadores. En estos se señalan las causas por las cuales puede procederse al mismo y el procedimiento para que se considere procedente.

Recuerda que en estos casos tienes derecho a una indemnización por despido objetivo de 20 días de salario por año trabajado. Además, deberán darte un preaviso, durante el cual tendrás derecho a seis horas de permiso semanales retribuidas para buscar otro trabajo.

El hecho de que hagas uso de estos derechos no impide impugnar los despidos objetivos. Así que te recomendamos aprovechar el plazo del preaviso para buscarte un buen abogado especialista en Derecho del Trabajo.

Cómo reclamar un despido objetivo

Como ves, para que los despidos objetivos sean procedentes el empleador debe cumplir ciertas normas. En caso de no hacerlo podrás contratar a un laboralista para impugnarlos.

Por eso hemos añadido en cada una de nuestras entradas un formulario a través del cual podrás contactar con tres profesionales del sector. El servicio está gestionado por LexGo App y te permitirá recibir en menos de 24 horas hasta tres presupuestos gratuitos.

Tras compararlos podrás elegir sin compromiso al abogado laboral que más te interese. Como ves, se trata de un servicio gratuito y que puedes utilizar sin compromiso.