como actuar tras un despido. Derecho a la indemnización o readmisión

Cómo actuar ante un despido: el derecho a indemnización o readmisión

¿Sabes cómo actuar ante un despido? El ordenamiento laboral que otorga ciertos derechos, entre los cuales destacan el de indemnización y el de readmisión. Hoy vamos a tratar estos derechos, a fin de que los conozcas y sepas qué hacer ante tu despido.

Cómo actuar ante un despido: impugnaciones y reclamaciones

Debes saber que todo despido puede ser impugnado. Así, independientemente de la forma en la que te despidan, tus opciones son:

  1. Admitir el despido. En este caso nada te impide reclamar tu finiquito o indemnización. Te recomendamos consultar con un laboralista que te indique cómo actuar ante un despido para proteger tus intereses.
  2. Impugnar el despido. Esta impugnación suele iniciarse presentando papeleta de conciliación frente al SMAC. Si no tienes éxito en las negociaciones deberás presentar demanda por despido ante la Jurisdicción Social para que sea el juez quien restituya tus derechos. La calificación del despido producirá los siguientes efectos:
    1. Ante el despido improcedente. El empresario podrá optar entre readmitirte pagándote los salarios de tramitación o mantener su despido pagándote la indemnización correspondiente.
    2. En caso de calificarse como despido nulo se producirá tu reingreso inmediato y cobrarás los salarios de tramitación.

Despido improcedente: readmisión o indemnización

En el caso de que el empresario no cumpliera las formalidades o procedimientos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores para despedirte, mediante la impugnación podrás conseguir que tu despido se califique como improcedente.

Los despidos improcedentes suponen una mayor indemnización que los despidos objetivos procedentes. Sin embargo, debes saber que el pago de esta indemnización está condicionado a una elección del empresario. Y es que queda en sus manos optar entre pagarte esta indemnización o readmitirte en la empresa.

La readmisión en el despido improcedente

Al impugnar un despido y lograr que se declare improcedente por sentencia judicial se abrirá un plazo de 5 días para que el empresario opte entre:

  • Readmitirte en la empresa. En este caso deberá abonar los salarios de tramitación, que son los devengados entre la fecha de efectos del despido y la de su decisión.
  • Abonarte la indemnización correspondiente. Te remitimos al artículo sobre la indemnización por despido improcedente si quieres saber más.

Solo en el caso de que tengas la condición de representante legal de los trabajadores esta opción te corresponderá a ti. Si el empresario no te comunicara su decisión en el plazo establecido se entenderá que opta por readmitirte.

La indemnización en el despido improcedente

El despido improcedente sin readmisión da derecho a una mayor indemnización. El cálculo de la indemnización por despido improcedente se realiza en dos tramos.

  • Servicios prestados tras la reforma laboral (12 de febrero de 2012). El trabajador tiene derecho a cobrar 33 días de salario por cada año de servicio con un máximo de 24 mensualidades.
  • Servicios prestados antes del 12 de febrero de 2012. Sumarán 45 días de salario por cada año de trabajado. La indemnización total no podrá superar las 42 mensualidades.

Esta indemnización vendrá determinada en la sentencia judicial. Sin embargo, el empresario podría reconocer la improcedencia del despido consignándola en el finiquito o reconociéndola frente al SMAC. En ambos casos te ahorrará el tener que acudir a la vía judicial.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



Despido nulo: readmisión e indemnización

El despido nulo es aquel discriminatorio o que atenta contra derechos fundamentales y libertades públicas. Ya hemos escrito un artículo sobre esta materia, de modo que te remitimos a él para más información.

La readmisión en el despido nulo

El efecto principal del despido nulo, según la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social es la readmisión inmediata del trabajador con el abono de los salarios de tramitación. Ten en cuenta que se considera que el despido jamás ha sido efectivo. De modo que no queda en manos del empresario decidir sobre tu reingreso en la empresa.

La indemnización en el despido nulo

El Estatuto de los Trabajadores no consigna ninguna indemnización para el despido nulo. Esto se explica precisamente porque al anularse sus efectos se considera que jamás existió tal despido.

Sin embargo, la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social sí reconoce la posibilidad de exigir una indemnización por daños morales y otros cuando concurren las circunstancias que justifican la mayoría de los despidos nulos. En este caso será el juez quien deberá determinar la cuantía de la indemnización. De modo que tendrás que acudir a los tribunales de lo social asistido por un laboralista con experiencia en la materia.

despido improcedente readmisión o abono de indemnización
¿Conoces las consecuencias de un despido? Tienes derecho, por despido improcedente, a readmisión o indemnización.

Despido procedente: la convalidación de efectos

La última clase de despido que analizamos en este artículo es el procedente. El despido procedente es aquel que se celebra respetando todos los requisitos y procedimientos establecidos en la ley. También hemos escrito un artículo sobre la materia, que puedes consultar si quieres profundizar en el concepto.

Si se declara la procedencia de un despido disciplinario no tendrás derecho a indemnización ni reingreso.

laboralista.online

En cualquier caso, como el despido procedente está amparado por la ley no dará derecho en ningún caso al reingreso en la empresa. Respecto a la indemnización, solo procederá de forma automática en los despidos objetivos (art. 53 ET) y los despidos colectivos. El empresario deberá abonarla cuando comunique su decisión extintiva, calculándola en el finiquito.

Si el empresario no paga la indemnización debida tendrías que iniciar reclamaciones. El primer paso es acudir al SMAC, trámite para el que no necesitas contar con la asistencia de un abogado. Sin embargo, es más que recomendable contratar a un laboralista.

Recuerda que si no tienes éxito en tu reclamaciones extrajudiciales tendrás que presentar una demanda social. Además, tu abogado podrá explicarte cómo actuar ante un despido para garantizar el respeto de tus derechos.

A continuación incluimos un formulario que te permite contactar gratuitamente y sin compromiso con tres abogados laborales. Recuerda que puedes solicitar:

  • Ante un despido improcedente: tu readmisión o indemnización.
  • Y ante un despido nulo: tu readmisión e indemnización por daños morales y otros.

Rellena ahora el cuestionario y en menos de 24 horas te enviaremos tus presupuestos para que puedas elegir a tu abogado laboral.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: