Contrata ya a tu abogado laboralista

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



¿Necesitas contratar a un abogado laboralista? Has llegado al lugar indicado. Laboralista.online es una plataforma de LexGo App, un marketplace jurídico donde colaboran cientos de abogados laborales. Te contamos cómo funciona y cómo elegir al mejor letrado especialista en Derecho del Trabajo y la Seguridad Social.

Ventajas de encontrar a tu laboralista a través de LexGo App

Uno de los rasgos más característicos del Derecho Laboral son sus breves plazos. Si vas a impugnar un despido tan solo dispondrás de 20 días. Esto significa que necesitarás encontrar a un abogado rápidamente para poder preparar tu caso con tiempo.

Rapidez

LexGo App aporta una solución a este problema. Desde el momento en que rellenas el formulario no pasarán más de 24 horas hasta que su equipo contacte contigo.

Numerosos abogados especializados en derecho laboral participan en su plataforma. De modo que podrán ofrecerte los presupuestos de dos profesionales que presten sus servicios cerca de ti.

Proximidad

Es decir, aunque encuentres a tu laboralista en Internet, trabajaréis mano a mano en su despacho.

Esta es la mejor forma de encontrar a un letrado especialista que preste sus servicios cerca de ti. Y es que la plataforma tiene una amplia cobertura al contar con colaboradores en todo el territorio del Estado.

Comodidad

Así, te ahorrarás tener que buscar despachos, solicitar una cita previa y acudir a entrevistarte a diferentes despachos y bufetes a la espera de que su personal se adapte a tus necesidades.

Economía

Otra de las grandes ventajas de LexGo App es que cuando encuentren a un abogado que pueda hacerse cargo de tu caso, este te pasará directamente su presupuesto. Gracias a ello conocerás desde el primer momento las condiciones económicas del encargo.

Además, contarás con dos presupuestos para que puedas elegir al letrado que más te interese. Es decir, la última decisión está en tu mano.

Encuentra a tu abogado laboralista gratis y sin compromiso

Ten en cuenta que la plataforma presta sus servicios sin compromiso. Así, si el presupuesto de sus colaboradores no te interesa no tendrás por qué contratarlos. Se trata, por tanto, de una forma de contratación con plenas garantías.

Y no olvides que todo este servicio se presta de forma absolutamente gratuita. Es decir, conseguirás contactar con varios abogados laboralistas gratis, sin compromiso y con la garantía de que tienen experiencia en asuntos como el tuyo.

Como ves, encontrar a tu laboralista a través de los formularios que te ofrecemos es rápido, cómodo, gratuito y efectivo. La tecnología está diseñada para facilitarnos la vida, y esta es la premisa de LexGo App.

Cómo seleccionar a tu abogado laboral

En laboralista.online sabemos que si no tienes experiencia en pleitos, elegir al abogado adecuado puede ser complejo. Por eso queremos darte algunos consejos que te ayudarán a elegir al mejor profesional.

1. Elige a un laboralista de confianza

La relación con un abogado se basa en la confianza. Y sabemos que es difícil saber, a primera vista, si el letrado al que vayas a seleccionar es o no digno de confianza.

Deberías prestar atención a la forma en la que te expone cómo enfrentar tu problema.

  • No te dejes impresionar por una jerga altisonante (muy frecuente en el sector jurídico), porque puede implicar conocimientos muy profundos o una absoluta falta de control sobre la materia. Si no consigues seguir a tu abogado deberías pedirle que te hable de una forma comprensible.
  • Analiza la honestidad en sus palabras. Mucha gente cree que si su abogado no le garantiza el éxito al 100 % es que no va a ser capaz de defender sus intereses. Esto no tiene por qué ser así. Ten en cuenta que en Derecho es muy difícil anticipar resultados, y es mejor que tu abogado sea sincero desde el principio a encontrarse con una sorpresa cuando llega la sentencia desestimatoria y toca recurrir.
  • Evalúa si está preocupado por tu situación. Existen abogados extremadamente técnicos que parecen verdaderas máquinas. Y esto no significa que sean malos (de hecho, pueden tener un impresionante ratio de pleitos ganados). Pero recuerda que los procesos judiciales pueden alargarse, y que durante su tramitación necesitarás disponer de una comunicación honesta y fluida con tu laboralista. La empatía es una gran cualidad, que ayudará a esta comunicación y que facilitará la tarea de tu abogado a la hora de negociar.

2. ¿Mejor si trabaja cerca?

Otro de los elementos a tener en cuenta es el lugar donde presta sus servicios el abogado laboral de tu elección. En nuestra opinión, esto no debería ser determinante, ya que las herramientas digitales permiten preparar estrategias digitales brillantes desde la distancia.

Pero, como hemos indicado, la confianza es la piedra angular de la relación abogado-cliente. Por tanto, si el trato personal y la proximidad son importantes para ti, ponte esta característica como un requisito.

Es cierto que muchas veces resulta más fácil comunicarse o entenderse con una visita personal al despacho que mediante una videollamada. Así que la proximidad no es un valor en sí mismo, pero sí es relevante si te provoca tranquilidad.

3. Especialización y experiencia previa

La especialización y la experiencia previa de tu laboralista son las mayores garantías de éxito que puede ofrecerte. Si has sido objeto de un despido colectivo, asegúrate de que tu abogado ha impugnado despidos colectivos previamente.

Ten en cuenta que el Derecho del Trabajo es una disciplina muy compartimentada. Por ejemplo, puede haber laboralistas que se hayan dedicado principalmente a reclamar finiquitos sin haber tocado nada de contratación de extranjeros, o que sean expertos impugnando despidos disciplinarios pero nunca hayan reclamado una incapacidad a la Seguridad Social.

Está claro que comprobar si tu abogado laboral es competente en las materias que necesitas puede no ser fácil. Pero en este sentido puedes preguntarle abiertamente. Además, Internet pone a tu disposición ciertas herramientas como:

  • Redes sociales.
  • Foros.
  • Artículos en publicaciones y páginas jurídicas.
  • Directorios.

Si tu laboralista ha colaborado o compartido material en este tipo de medios es más que probable que sepa de qué está hablando.

4. Orientación a tu satisfacción

Otro de los rasgos que necesitas que cumpla tu abogado laboral es una clara orientación a la satisfacción de tus intereses. Para ello debe entender perfectamente qué necesitas, así que valora las preguntas que te haga en vuestra primera reunión.

Ten en cuenta que un buen laboralista es aquel que defiende tus intereses fiel y lealmente. Esto implica una buena dosis de disponibilidad y, por supuesto, de comprensión.

En el sector laboral es posible que algunos pleitos terminen en una negociación extrajudicial, ya que comienzan con un acto de conciliación frente al SMAC. Es imprescindible que tu abogado sepa negociar y entienda tus necesidades, ya que podría conseguir satisfacerlas sin necesidad de llegar a juicio.

Así, en muchas ocasiones es mejor llegar a un acuerdo que presentarse en los tribunales, con el coste económico y temporal que ello implica. Sin embargo, debes tener claro que el laboralista a quien has contratado está intentando cubrir tus expectativas, y no que quiere quitarse el asunto de encima lo antes posible para cobrarlo y pasar a otra cosa.

Cómo comprobar si tu abogado laboralista cumple estos requisitos

Está claro que no es sencillo comprobar si tu abogado laboral cumple con los criterios que te ofrecemos. Para ello vas a tener que investigar, y nuestras recomendaciones son:

  1. Echa mano de Internet. Como ya hemos señalado, puedes bucear en la red para ver si hay comentarios acerca de la competencia de tu laboralista. También puedes buscar sus intervenciones en diferentes plataformas.
    Pero la búsqueda no termina aquí. Actualmente hay muchas páginas divulgativas como la nuestra en la que podrás encontrar información sobre asuntos como el tuyo. Por ejemplo, si has sido objeto de un despido objetivo puedes consultar nuestro artículo sobre la materia y posteriormente ver cómo impugnarlo y cuáles son las consecuencias de que se declare la improcedencia del despido e incluso la nulidad.
    Una vez cuentes con ciertos conocimientos sobre la materia, contrástalos con tu abogado. Evidentemente, el Derecho Laboral tiene sutilezas que tu abogado controlará y tú no. Pero es bueno que compruebes si tu abogado sabe de lo que le estás hablando y si es receptivo a tus propuestas y consultas.
  2. Cuando hayas contratado a tu laboralista, debes saber que puedes acceder a tus expedientes en el juzgado. Así que si tienes tiempo puedes hacer una visita para comprobar las actuaciones y verificar que tu abogado está entregando la documentación procesal en plazo y que las actuaciones marchan como él afirma.

Sin embargo, debes recordar lo primero que hemos dicho: la relación abogado-cliente se basa en la confianza. De modo que es prudente comprobar que tu laboralista te va a respaldar, pero si te vas a convertir en su fiscalizador porque no confías en él, puede que lo mejor sea cambiar de abogado.

Los tres errores arquetípicos al contratar a un abogado laboral

Vamos a cerrar el artículo hablando de tres errores que cometen muchas personas a la hora de elegir a su abogado laboral. Los dos primeros van orientados a ti, y el tercero es una alarma que debería ponerte alerta al respecto de la actuación de tu letrado.

1. Basarte solo en los honorarios de tu abogado

A la hora de elegir a tu especialista no deberías basarte solo en el precio. Evidentemente, este es un detalle fundamental, y por eso el equipo de LexGo App proporciona al menos dos presupuestos gratuitos, que permiten comparar las prestaciones de diferentes profesionales.

Sin embargo, la formación, la experiencia y el prestigio tienen un precio. Muchas veces este coste puede amortiguarse. Por ejemplo, si contratas a un abogado a comisión solo pagarás si gana el juicio. O cuando ganes un litigio y consigas la condena en costas será la contraparte quien pague a tu abogado.

Sin embargo, no puedes esperar grandes resultados de un juicio si no estás dispuesto a realizar una mínima inversión. De modo que recuérdalo: el precio es importante, pero no debería ser determinante.

2. Contratar tarde a tu abogado laboralista

Como hemos indicado, los plazos en Derecho del Trabajo no son para tomárselos a la ligera. Si te duermes en los laureles caducarán tus acciones y prescribirán tus derechos… y ya no podrás reclamar.

De modo que el mejor momento para contratar a un abogado en el sector del Derecho del Trabajo no es cuando no hay otra salida, sino cuando prevés que pueden llegar los problemas.

Por ejemplo, si te dan una carta de despido y no estás conforme no deberías esperar a que transcurra el plazo del preaviso. Tampoco hace falta que adviertas al empresario de que piensas demandarlo.

Simplemente empieza tu búsqueda para encontrar lo antes posible a un buen abogado laboralista que analice la situación y comience a trabajar en la estrategia procesal.

3. El buen laboralista no es charlatán ni peleón

Cada abogado tiene un estilo propio. Sin embargo, muchos clientes quedan deslumbrados cuando su letrado los sepulta en terminología técnica y propone demandar hasta al apuntador.

Recuerda que tu abogado laboral es un técnico del Derecho, no un matón. Tiene que dominar un lenguaje técnico, sí, pero también hacerse entender. Y si es necesario demandar a varias personas tendrá que estar preparado para ello, pero promover indiscriminadamente la litigiosidad puede acarrearte problemas.

Ten en cuenta que si pierdes un juicio se te puede condenar en costas con lo que, además de la condena, acabarás pagando tu abogado, tu procurador y los de la parte contraria.

Así que, aunque la figura del abogado peleón tenga cierto encanto (muchos clientes sienten que cuando su abogado ataca a su alrededor indiscriminadamente es porque está más dispuesto a defenderlos), debes ponerte en alerta si tu laboralista quiere más juicios sin producir resultados.

Y es que, en la mayoría de las ocasiones, la solución a tu problema aparecerá tras una negociación, y no pasando por los tribunales.

En definitiva, esperamos haberte ayudado a elegir a un buen laboralista. Te recordamos que tienes a tu disposición nuestros formularios para contactar con LexGo App y que su equipo te ayude a elegir y contratar a un especialista en derecho laboral gratis y sin compromiso.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: