Cuánto cuesta un juicio laboral

Cuánto cuesta un juicio laboral

La mayoría de los trabajadores que se plantean iniciar reclamaciones judiciales se plantean cuánto cuesta un juicio laboral. Tanto desde una perspectiva económica como temporal, el coste del proceso es determinante de que finalmente se realice la reclamación o no.

Como ocurre siempre en Derecho, la respuesta a este tipo de cuestiones depende de una infinidad de circunstancias. Desde la complejidad del asunto hasta la carga de trabajo de cada juzgado.

Sin embargo, queremos ofrecer una respuesta más o menos razonable a tres cuestiones fundamentales para las reclamaciones de los trabajadores. A saber:

  1. Cuánto cobra un abogado laboralista. Este es el principal coste del proceso, por lo que es importante encontrar a un abogado cuyo presupuesto se adapte a nuestras necesidades.
  2. Cuánto cuesta un juicio laboral. Porque, aunque la principal partida de estos procesos sea la minuta del abogado, lo cierto es que los costes no terminan aquí.
  3. Cuánto tarda un juicio laboral. Y es que sabemos que la cuestión temporal puede ser fundamental en una reclamación. Especialmente en el ordenamiento laboral, donde cabe la posibilidad de conformarse con el resultado de la conciliación para obtener una satisfacción parcial pero prácticamente inmediata.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



Cuánto cobra un abogado laboralista

Los abogados en España funcionan según el principio de libertad en la fijación de sus honorarios. Esto significa que puedes encontrar una gran disparidad de precios a la hora de buscar a tu abogado laboralista.

Como ya indicamos en nuestro artículo sobre consejos para contratar a un especialista en Derecho del Trabajo, la variedad de precios puede obedecer a diferentes cuestiones, y no siempre se relaciona con la experiencia o calidad de los servicios del letrado.

Generalmente, los abogados determinan tarifas generales para cada tipo de encargo, que posteriormente adaptarán a las circunstancias del caso.

Por ejemplo:

  • Redactar la papeleta de conciliación laboral puede costar entre 60 y 100 €. Aunque muchos abogados ofrecen tarifas superiores, es muy difícil encontrar precios más bajos. Sin embargo, dentro de esta horquilla es más que recomendable contratar a un laboralista para esta tarea.
  • Si el abogado va a acudir a la conciliación puede duplicar esa cifra. Ten en cuenta que algunos juristas se prestarán a acompañarte a la conciliación con una papeleta que no hayan preparado ellos, pero eso no te evitará unos 100 o 120 € de minuta.
  • Generalmente, cuando hablamos de precios tan asequibles, el abogado te pedirá un porcentaje del dinero recuperado para complementar sus honorarios. La ventaja (para ti) es que si no tienes éxito no tendrás que pagar más.
  • Cuando hablamos de juicio estas cantidades se incrementan. Es posible que encuentres laboralistas que te representen “gratuitamente” a cambio de cobrar un porcentaje (que varía entre el 1 y el 25 %; cuanta más base minutable, menos porcentaje aplicable) de lo que obtengas en el juicio.
  • La preparación de una demanda “sencilla” puede costar entre 150 y 300 €, dependiendo del despacho elegido. Si, además, su abogado asiste al juicio tendrás que sumar otros 300 €, aproximadamente.

Cómo evitar sobrecostes en los honorarios del abogado

La única respuesta real a “cuánto cobra un abogado laboralista” es “lo que pacte con su cliente”. De modo que es importante que antes de comprometerte con un letrado sepas cuánto te va a pedir por su trabajo.

En este sentido conviene solicitar una hoja de encargo, que es el documento en que el abogado detallará en qué van a consistir sus servicios y cuánto va a cobrar por ellos. También establecerá las condiciones del cobro, ya que:

  1. En primer lugar, es habitual que incluso los abogados que cobran a comisión te pidan una provisión de fondos. Esta partida, cuyo importe puede oscilar entre los 100 y los 400 € fácilmente, irá destinada a sufragar los gastos de representación.
    Generalmente funcionará como anticipo, y si tu abogado trabaja a comisión o consigue una condena en costas (poco frecuentes en el orden social, como veremos más adelante) es probable que te devuelva la provisión de fondos.
  2. En segundo lugar, la inmensa mayoría de los abogados (incluso cuando no trabajan puramente a comisión) cobran un porcentaje de lo recuperado o ahorrado en el juicio. Así, si con la demanda la empresa se ahorra una condena de 30.000 euros o el trabajador consigue una indemnización por esa cantidad, no es infrecuente que el letrado se quede con cerca del 10 % de esa cantidad.

En definitiva, el mejor modo de saber si nuestro abogado nos está pidiendo una cantidad razonable o no es comparar su presupuesto con los de otros letrados. Aunque esta opción requiere algo de tiempo, Internet nos facilita las cosas.

Así, marketplaces jurídicos como LexGo App ofrecen la posibilidad de recibir dos presupuestos gratuitos para poder elegir la mejor opción. Si quieres probar este servicio no tienes más que rellenar el formulario que hemos incluido en esta página.

Recuerda que los Colegios de Abogados ya no pueden tarificar los precios mínimos de los servicios jurídicos. Además, cada uno tiene su propio baremo. De modo que recurrir a las recomendaciones de estas instituciones tampoco te dirá gran cosa sobre el precio de mercado de los servicios de un abogado laboralista.

Guía para impugnar el despido disciplinario
Puedes impugnar tu despido disciplinario con la ayuda de un letrado especializado. Contacta con nosotros para que te presentemos a tres laboralistas con experiencia en este tipo de despidos.

Cuánto cuesta un juicio laboral

Pero, como decimos, el precio del juicio laboral no se limita a cuánto cobra un abogado laboralista. Además de sus honorarios habrá que pagar por otros conceptos:

  1. En primer lugar, tendrás que contratar a un procurador. Los honorarios de los procuradores para juicios laborales pueden rondar los 80 – 100 €, aunque como siempre dependerá del asunto. Además, es probable que tu abogado cuente con un procurador de confianza y consiga rebajar su tarifa.
  2. En segundo lugar, seguramente se deriven otros costes del procedimiento. Por ejemplo, tendrás que pagar los informes periciales que sean necesarios para ganar el juicio. También es probable que tengas que abonar otros conceptos, como dietas, desplazamientos, gastos de oficina y, en su caso, indemnizaciones a testigos.
  3. Por último, cabe la posibilidad de se impongan costas si la parte demandada no acude a la conciliación estando debidamente citada. Este es el único supuesto, fuera de los recursos (segunda instancia) en que se condena en costas en el orden social.
    Así, cuando se ha citado al empresario a conciliación, este no acude, y en el posterior juicio “gana” el trabajador, se podrán imponer hasta 600 euros de costas al empresario. En este caso conseguirás que tu juicio laboral resulte más económico.

Por último, cabe recordar tres elementos fundamentales a la hora de determinar cuánto cuesta un juicio laboral:

  1. En general, no tendrás que hacerte cargo de una condena en costas aunque pierdas, como hemos señalado.
  2. Siempre cabe la posibilidad de solicitar la justicia gratuita o la asistencia del sindicato, aunque no todos los trabajadores tienen derecho a acceder a estos servicios.
  3. Puedes realizar algunas actuaciones sin la asistencia de un abogado laboral, aunque no resulta recomendable porque podrías perjudicar tus expectativas de éxito.

Cuánto tarda un juicio laboral

Pero si era complicado dar una respuesta unívoca a cuánto cuesta un juicio laboral, todavía lo es más responder a cuánto tiempo tarda en resolverse.

Ten en cuenta que esto va a depender, en primer lugar, de la carga de trabajo del Servicio de Mediación y Arbitraje donde se presente la papeleta de conciliación. Aunque este trámite solo suspenda el plazo para demandar durante 15 días, la mayoría de servicios citan en cuestión de meses.

Esto fuerza a muchos trabajadores a presentar la demanda por si finalmente no llegan a un acuerdo. Demanda que, en caso de llegar al acuerdo, será retirada pero ya habrá obstruido los juzgados.

Y aquí entra el segundo factor a considerar a la hora de determinar cuánto tarda un juicio laboral, que es la carga de trabajo de la oficina judicial.

Cuando el juicio versa sobre derechos fundamentales, libertades públicas o discriminación debería estar resuelto en unos 3 meses desde la presentación de la demanda. Sin embargo, hay casos que pueden extenderse hasta el año completo.

Pero cuando el juicio no tiene carácter preferente la espera podría dilatarse hasta un par de años. En los peores casos se plantean esperas de hasta cuatro años.

Los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial en la materia son los indicadores clave del conjunto de las jurisdicciones del año 2018. Este documento estadístico, publicado el pasado 23 de abril, determina que:

  • La primera instancia se resuelve, como media, en poco más de nueve meses. Esto supone una mejora frente a las cifras de 2017.
  • Pero ha empeorado considerablemente la duración media de la segunda instancia, que actualmente supera los cinco meses.
  • Por último, los asuntos frente al supremo tardan casi 14 meses de media en resolverse.

Por supuesto, hablamos de agregados nacionales, ya que la disparidad de datos en cada Comunidad Autónoma es más que considerable.

Papeleta conciliacion
La papeleta de conciliación es la solicitud que debes presentar al SMAC para iniciar tus reclamaciones laborales

Conclusión: ¿me compensa acudir a juicio en el orden social?

Con estas cifras orientativas en la mano, el trabajador puede plantearse si le interesa acudir a juicio o no. Cabe recordar que el hecho de presentar papeleta de conciliación no tiene por qué acabar en los tribunales.

De modo que nada impide al trabajador tratar de solucionar su situación ante el SMAC y contentarse con el acuerdo o incluso desistir de su reclamación posteriormente.

En cualquier caso, insistimos en el hecho de que la competitividad propia del sector jurídico facilitará encontrar a un abogado económico o que cobre a comisión.

Por tanto, si la cuestión económica es un problema para el trabajador, siempre puede buscar a profesionales que se adapten a su presupuesto.

Insistimos en que a través de nuestro formulario el usuario puede contactar con dos laboralistas especializados. Estos letrados le detallarán todo lo relativo al coste temporal y económico de su juicio laboral.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: