Papeleta conciliacion

Papeleta de conciliación: la quía para actuar frente al SMAC

La papeleta de conciliación es el documento que abre la puerta al procedimiento de resolución extrajudicial de conflictos, propio del ordenamiento laboral. El Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación (SMAC) se encarga de tramitar estos procedimientos, tratando de buscar soluciones amistosas a los conflictos laborales para evitar que trabajador y empresario deban acudir a juicio.

La función del SMAC está regulada en los artículos 63 y siguientes de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social. En el artículo de hoy vamos a estudiar este texto jurídico para explicarte cómo presentar una papeleta de conciliación y prepararte para actuar frente al SMAC.

¿Cuándo presentar la papeleta de conciliación?

En general, antes de presentar una demanda por despido o cualquier otra cuestión social, deberás intentar previamente la conciliación o mediación. El procedimiento de conciliación o mediación se inicia mediante la presentación de la papeleta de conciliación ante el órgano competente en tu comunidad autónoma.

El plazo del que dispones para presentar esta papeleta de conciliación es el mismo que la ley te otorga para iniciar acciones. De hecho este plazo, que suele ser breve, quedará suspendido mientras se tramita la conciliación.

Para que no transcurra este plazo, caducando tu posibilidad de reclamar, lo más recomendable es que contactes con un abogado, reúnas toda la documentación e inicies este procedimiento lo antes posible. Para que te hagas una idea de la brevedad de los plazos de reclamación laboral, tan solo tendrás 20 días hábiles para impugnar un despido.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



Excepciones al proceso de conciliación y mediación

Existen algunas situaciones en las que no será necesario que presentes la papeleta de conciliación. Se trata de los procesos que:

  • Exijan agotar la vía administrativa.
  • Versen sobre Seguridad Social.
  • Impugnen despidos colectivos de los representantes de los trabajadores.
  • Sean relativos a disfrute de vacaciones.
  • Traten cuestiones de materia electoral.
  • Representen conflictos en materia de movilidad geográfica.
  • Versen sobre la modificación sustancial de las condiciones de trabajo.
  • Tengan que ver con la suspensión del contrato y la reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, así como las derivadas de fuerza mayor.
  • Estén relacionadas con los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral.
  • Se hayan iniciado de oficio.
  • Impugnen convenios colectivos, estatutos de los sindicatos o su modificación.
  • Tutelen derechos fundamentales y libertades públicas (lo que daría lugar a un despido nulo).
  • Anulen laudos arbitrales.
  • Impugnen acuerdos de conciliaciones, mediaciones y transacciones.
  • Ejerciten acciones laborales de protección contra la violencia de género.

Necesitarás presentar tu papeleta de conciliación antes de iniciar la mayoría de las reclamaciones. Por ejemplo, es un prerrequisito para reclamar tu indemnización por despido (o tu finiquito). También para impugnar la mayoría de despidos a fin de declarar su improcedencia.

laboralista.online

Tampoco será necesario recurrir a la conciliación y mediación laboral cuando el Estado u otro ente público concurra con una persona privada y la pretensión se pueda decidir por vía administrativa.

Por último, podrás prescindir de este proceso cuando, presentada la demanda, debas ampliar o modificar los sujetos demandados. El único requisito para que puedas aplicar esta excepción es que ya hubieras presentado papeleta de conciliación contra la persona con la que se iniciara el procedimiento.

papeleta de conciliación
Para iniciar tu reclamación frente al SMAC deberás presentar tu papeleta de conciliación en el órgano competente de tu Comunidad Autónoma

¿Cómo presentar la papeleta de conciliación?

Como ya hemos señalado, la papeleta de conciliación deberá presentarse ante el órgano competente en tu Comunidad Autónoma. Estos servicios disponen de formularios fáciles de rellenar, aunque también puedes aportar un escrito propio.

A la hora de rellenar tu papeleta de conciliación deberías contar con la asistencia de un abogado laboralista o un graduado social. Ten en cuenta que si la presentas fuera de plazo o cometes algún error podrías reducir tus posibilidades de éxito en las fases posteriores de la reclamación.

Cuánto cuesta un juicio laboral
¿Cuánto cuesta un juicio laboral? ¿Cuánto tarda en resolverse? Disipamos tus dudas en nuestro artículo

Efectos de la presentación de la papeleta de conciliación

La presentación de la papeleta de conciliación suspende los plazos de caducidad e interrumpe los de prescripción. Esto significa que el tiempo que dure el procedimiento no contará a efectos de impedirte el ejercicio de acciones.

Además:

  • En 15 días desde la solicitud. Si no se celebró la conciliación, los plazos comenzarán a correr de nuevo.
  • En 30 días desde la solicitud. Si no se celebró la conciliación, se tendrá por terminada y el trámite por cumplido.

El proceso de conciliación

Estamos trabajando en un artículo en el que describiremos el proceso de conciliación. Además, incluiremos algunos consejos para que tengas éxito en tus negociaciones.

Hasta que podamos remitirte a este nuevo texto, nuestra recomendación es que contactes con un abogado laboralista antes de presentar la papeleta de conciliación. Tu abogado laboral te guiará el proceso paso a paso, ayudándote a mejorar tu posición en la negociación y a revindicar tus derechos laborales.

Contacta ya con tu abogado laboral

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: